lunes, 28 de julio de 2014

~~Tomàtics secs ~~Tomates secos ~~

                           ~~ Recuperando recetas casi olvidadas ~~

Los tomates salados y secados al sol  , era la manera de cómo se conservaban  los tomates antiguamente . Por lo que he podido saber , se elabora o elaboraba , de esta misma forma , en muchos lugares de nuestra geografía  además de Menorca y también en diferentes puntos del mediterráneo .
 Esta era una forma  de poder tener tomates durante todo el año , hasta que empezara la recolección del año siguiente ya que entonces no tenían neveras ni botes que pudieran usarse para su almacenamiento  .
La sal era un método usado para conservar , digamos que universal ya que se conoce desde  tiempos inmemoriales , de hecho fue tan valorada que se usaba incluso como moneda .
Otra manera para su conservación , sería en aceite pero años atrás en nuestra isla  , era  un elemento más bien escaso , y la sal , por el simple hecho de vivir en una isla , estaba mucho más al alcance de todos .
Los tomates , una vez hidratados y desalados , se pueden usar para hacer diferentes platos , entre ellos ,  al horno con patatas  o  rebozados , que es la manera que solemos hacer siempre en casa . Esta manera , es la que me enseñaron mis padres y es conocida por nuestros amigos y además muy solicitada .
Os dejo aquí plasmada esta antigua manera de conservar los tomates , para contribuir así  , a que no se pierda esta costumbre .




Necesitamos ;

  • Tomates de tamaño mediano , no excesivamente gruesos
  • sal gruesa 
  • Sol , muuucho sol 
El tiempo ideal para preparar los tomates , es a finales de julio y en agosto ya que lo que necesitan , como ya he dicho anteriormente , es sol y calor seco . Para su secado necesitaremos sobre 5 días , aunque esto depende mucho del calor y la humedad  del ambiente , lo veremos sobre la marcha . 
El lugar para extenderlos a de ser cómodo para transportarlo y más aún , si queréis hacer en cantidad .
En casa tenemos un cañizo que es estupendo para estos menesteres . Lo tendremos al sol directo , las máximas horas del día , y por la noche lo pondremos a cubierto 
Cortamos los tomates por la mitad , sin llegar a cortarlos del todo , como si fuera un panecillo . 
Extender sobre la superficie a usar y espolvorear generosamente con sal .


Veréis , que a las pocas horas la sal esta húmeda , esto es porque acelera la salida de la humedad , que es lo que se pretende . En  dos días , presenta esta imagen que veremos a continuación .


Se van "encogiendo " a medida que pierden humedad . En la siguiente imagen , ya se esta secando la sal .


Entonces sería el momento de cerrarlos y aplastarlos un poco con las manos a fin de que se terminen de secar .


Los dejaremos al sol de esta manera y procuraremos ir dándoles la vuelta para que se sequen uniformemente . Cuando pensemos que están secos los guardaremos entre capas de sal en un sitio seco , hasta que los vayamos a usar . 






Origen de la receta ; familiar .



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada