martes, 30 de enero de 2018

~~ Brou de tords ~~ Caldo de tordos ~~

~~ Recuperando recetas casi olvidadas ~~

Una de las cosas que más me gusta en cuanto a la cocina  , a parte obviamente de cocinar y comer ,  es conversar con gente de edad sobre ella  .
Tener la ocasión de preguntarles cosas de tiempos pasados , historias , anécdotas , simples detalles que te llevan a unir piezas de un puzzle imaginario que algún día quedó almacenado en mi mente , para mi es de lo más emocionante  y muchas veces sorprendente .
Es hablando con la gente mayor , con la que verdaderamente se aprenden y entienden algunas cosas .  Sobre todo , incógnitas que uno tiene  y que sólo ellos lo pueden  explicar de viva voz .
En una de esas conversaciones , me explicaba Agueda de 75 años , que en el día de su octavo
cumpleaños , su madre le preguntó qué le haría ilusión  para comer . En aquellos tiempos no había mucho donde elegir , pero siempre se hacia un esfuerzo para un dia especial .
La respuesta de la por aquel entonces niña , fue " brou de tords " , " caldo de tordos " .
A mi particularmente ,  la respuesta me impactó , nunca  había oído hablar de " brou de tords " ni me había planteado la idea .
Parece ser , que por aquel entonces era una comida muy común , posiblemente porque en esa época fueran más abundantes los tordos en invierno que los pollos , que resultaban ser para algunos todo un lujo , de hecho , no es la primera vez que alguien me habla sobre la escasez de los pollos en aquellos años .
Desde entonces , esa niña , hoy señora , recordaba que no había comido nunca más este plato .
Otra de esas cosas gratificantes de la cocina y de la vida en general  , es convertir los recuerdos en realidad .  Así que me propuse hacer el caldo  y de paso mostrar una de esas recetas olvidadas en el tiempo , a personas que como yo , no sabíamos de la existencia de este plato .
De esta manera , Águeda después de casi 70 años , volvió a degustar este plato , y yo me sentí muy muy muy feliz y agradecida .
 Por cierto , un plato que en realidad se convierte en dos , un primero y un segundo , de un gusto delicado , nada graso y exquisito .
En el blog tenéis algunas recetas donde también se usa este ave , como los tordos con col , o el arroz con tordos y níscalos .



Necesitamos ; 
  • 10 tordos limpios y abiertos 
  • 1 rama de apio fresco
  • 1 manojito de tomillo fresco  
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates maduros
  • 1 nabo
  • 1 chirivía
  • 1 puerro 
  • media col rizada 
  • 4 patatas pequeñas 
  • sal
  • pasta de estrellitas 
  • 2 litros de agua 
Una vez tengamos los tordos limpios de plumas y de tripas , los ponemos en remojo con agua y un poco de vinagre para quitar los restos de sangre . Limpiamos bien con varias aguas y ponemos en una cacerola con el agua  . Pelamos y limpiamos los tomates , las zanahorias , el nabo , la chirivía y lo ponemos en la cacerola . Añadimos la ramita de apio y el tomillo limpios y un poco de sal . Lo ponemos a hervir . En cuanto hierva , quitamos la espuma que aparecerá por encima  . Dejamos hervir 20 minutos a fuego medio . Mientras , pelamos las patatas ,  lavamos la col y la troceamos en trozos grandes . Al pasar los 20 minutos , comprobamos si los tordos empiezan a estar tiernos , si es así , añadimos las patatas . De lo contrario , esperamos un poco y las añadimos después . Pasados unos minutos de que hayamos puesto las patatas , comprobamos que les falte poco para estar hechas y añadimos la col . Si pusiéramos con col gruesa , con mas nervio , la pondríamos a cocer juntamente con las patatas . Esta col rizada que he puesto yo , es muy fácil de cocer , por eso la he puesto al final . Comprobamos que el caldo esté bien de sal . Cuando la col este tierna , apagamos el fuego . Cuando este el caldo hecho podéis hacer sopa con pasta o también con arroz . O usar este mismo caldo para añadirlo a alguna receta que necesite caldo .




 



     Origen de la receta ; casera  . Mi gratitud a Margarita y Agueda  .                                                                                                                                             .

2 comentarios:

  1. Un rápido y simple vistazo, he leido las primeras entradas del blog, no me he centrado aún en ver las recetas propiamente dichas.....y me ha cautivado!!!!! Sí, ésa es la palabra, éste libro de bitácoras gastronómico es fantástico, meritorio y muy especial.
    Reunir recetas ancestrales es magnífico, pero introducirlas con ése arte literario es un gran trabajo que admiro.
    Como verá me quedo aqui....pero no puedo perder de vista tu buen hacer en la gastronomia bloguera, por lo que inmediatamente estará en la portada de "Mi Cocina", en los blogs que no quiero dejar de leer.
    Por cierto, tiene que ser un caldo de lo más contundente y rico, rico......
    Encantada de haberte conocido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus palabras me han dejado sin palabras a mi !! , muchas gracias , me ha impactado , la verdad es que lo hago de corazón y con mucho sentimiento. Considero necesario no dejar que se pierdan nuestras recetas , son parte de nuestra identidad , nuestra cultura y merecen ser mostradas .
      Pues el caldo de tordos me sorprendió mucho . Cada año intento hacer al menos una vez cuando es temporada , esta muy rico , un beso Toñi , muchas gracias por sus palabras de nuevo .

      Eliminar